Equipo Minero

Q3 2017

Equipo Minero continuara presentando la muy respetada editorial que ha ganado admiradores de toda la industria minera Latinoamericana.

Issue link: https://equipo.epubxp.com/i/872087

Contents of this Issue

Navigation

Page 17 of 43

Mantención del Chancador 16 w w w . e q u i p o - m i n e r o . c o m no puede proteger los rodamientos, no es bombeable a bajas temperaturas, no gen- era una película con suficiente espesor en el rodamiento y, por lo tanto, causa alto desgaste o pérdida de energía. La clave es la correcta selección del lubricante." El intervalo de cambios del lubricante también puede ser importante en términos de mantener la eficacia del material. "En el caso de los aceites para engranajes, el intervalo es dependiente de la temperatu- ra ya que el calor afecta la oxidación del aceite," dijo Jenkins (Calumet). "La grasa se utiliza como un sello, así como una barrera entre dos piezas móviles, por lo que contar con la cantidad adecuada de flujo en la grasa es primordial." Narnhammer agregó, "Ya que la gra- sa permanece en un rodamiento sólo por un corto período de tiempo, se pierde la lubricación. El aceite mineral puede du- rar hasta un año y medio, mientras que los aceites sintéticos con base PAO (po- li-alfa-olefina) duran de dos a tres años y los aceites sintéticos con poliglicol duran hasta cinco años. Todos estos tiempos de duración dependerán del grado de con- taminación y de la mantención del siste- ma de lubricación, así como de las horas de funcionamiento reales." Y la contaminación, por supuesto, puede ser un factor importante respecto a qué tan bien funcionan los lubricantes, especialmente en condiciones polvorien- tas y de elevadas temperaturas. No ob- stante, Svensson dijo a Equipo Minero que él está más centrado en el muestreo de aceite para detectar signos de des- gaste en los rodamientos y bujes que en el material externo que puede haber en- contrado la forma de ingresar al sistema de lubricación. Las partículas de polvo se pueden eliminar del aceite mediante la filtración, que, como sugirió Narnham- mer, debe hacerse con regularidad. "El tipo de filtro (tamaño de poros del filtro) debe ser elegido correctamente teniendo en cuenta el espesor máximo alcanzable de la película lubricante y el tipo de con- taminación posible, ¿qué minerales no deseados están presentes?" dijo. High sugirió: "Utilizar las recomen- daciones y los registros del fabricante. Utilizar el muestreo de aceite desde el principio para establecer un punto de referencia para las tendencias. Las dif- erentes condiciones ambientales requer- irán muestreos y cambios de lubricante más frecuentes." Vigilando las Partes de Desgaste Aunque un chancador puede hacer el tra- bajo, sus superficies de desgaste toman la presión inmediata y la fuerza en el inte- rior de la cámara de chancado. "Mientras se realiza la mantención, es importante chequear el estado general de todas las partes de desgaste en busca de daño o desgaste acelerado," advirtió Henderson de Columbia Steel. "Si se realiza un se- guimiento a la vida útil del desgaste du- rante semanas, meses o años, es fácil aumentar la producción o cambiar el ma- terial que se está chancando, y terminar con una vida útil muy diferente en sema- nas o meses, lo cual puede sorprenderlo si no vigila el desgaste." "Mi consejo sería cambiar los liners del chancador puntualmente, en el momento adecuado y todo el tiempo," dijo Kennedy. "El peor error que veo que cometen los cli- entes mineros en cuanto a las partes de desgaste es intentar obtener mayor vida útil de estos que aquella que les fuera entrega- da por diseño. Entiendo que las partes de desgaste pueden ser un importante costo para operar un chancador, pero forzar los liners por más tiempo del recomendado, generalmente tiene un efecto perjudicial sobre la productividad y puede conducir a problemas mecánicos con el chancador. "Cuando una parte de desgaste está dañada, ya sea agrietada, rota o anor- malmente desgastada, o si una parte de desgaste parece estar suelta, el operador debe detener el chancador inmediata- mente e informar el problema. Un supervisor puede evaluar luego la situación y determinar en última instancia si el chancador puede continuar funciona- ndo de forma segura tal como está, o si la parte dañada crea un importante riesgo para la seguridad de los operadores del chancador o un daño mecánico adicional en el chancador." "Si la parte está dañada hasta el punto de que es probable que falle por completo, entonces debe ser sustituida," confirmó Henderson. "Si ésta tiene sufici- ente resistencia, ¿puede aún realizar su función? Si está bien y funcional, entonc- es es probable que pueda usarse pero necesita monitoreo adicional para ver si la zona dañada se está desgastando normalmente con el tiempo o está em- peorando, o canalizando más material a través de ésta y experimentando des- gaste acelerado." Svensson analizó los aspectos prácti- cos de la mantención de los liners. "Des- de el punto de vista de la producción, especialmente con los grandes equipos giratorios, la velocidad es esencial," dijo. "Las características como las tuercas hidráulicas para simplificar la extracción de la araña y las cubas que pueden ba- jarse hasta la cámara de chancado una vez que el eje principal se ha sacado para que todos los anillos de los liners puedan levantarse como una sola uni- dad — éste es el tipo de cosas que ha- cen que el reemplazo de los liners sea más rápido y seguro. "Y lo mismo sucede con los chanca- dores de cono," continuó. "Los diseños modernos hacen que sea más fácil retirar y reemplazar las partes de desgaste, sin necesidad de contar con permisos para trabajos en caliente." La Mantención Deficiente Ocasiona Problemas Todos los encuestados por Equipo Min- ero estuvieron de acuerdo con esta declaración. "Si usted no realiza las in- specciones, tendrá problemas," declaró Svensson. "La triste realidad es que, con demasiada frecuencia, los operadores no toman sus inspecciones diarias con la debida seriedad. Todo es acerca de la limpieza; del cuidado de la máquina." "El reemplazo oportuno de las partes de desgaste es una de las claves para la mantención del chancador. Si la pro- ductividad del chancador disminuye más del 10%, esto significa que los operadores han esperado demasiado ti- empo para reemplazar las partes de desgaste. Ningún din- ero extra ahorrado por aplazar un reemplazo valdrá la pena por la pérdida de eficiencia en la producción." – Mike Schultz, Superior Industries

Articles in this issue

Archives of this issue

view archives of Equipo Minero - Q3 2017