Equipo Minero

Q1 2019

Equipo Minero continuara presentando la muy respetada editorial que ha ganado admiradores de toda la industria minera Latinoamericana.

Issue link: https://equipo.epubxp.com/i/1091017

Contents of this Issue

Navigation

Page 11 of 43

Minería Argentina 10 w w w . e q u i p o - m i n e r o . c o m Bolivia no participa todavía de la pro- ducción y sus recursos no son evaluados como reservas. Se encuentra desarrol- lando un proyecto público de explotación integral de la cadena de valor. A diferencia de otros metales que op- eran en Bolsas, el litio es transado direct- amente mediante contratos entre clientes y proveedores, por lo que no cuenta con una cotización internacional de referen- cia. London Metal Exchange (LME) se encuentra definiendo los detalles para su incorporación, a partir de 2019. En los últimos años la exploración de litio en Argentina ha mostrado un dina- mismo superior al de otros minerales, a partir de diversos factores: perspectivas de demanda y precios más favorables; menores requerimientos de capital; invo- lucramiento de empresas industriales no mineras; restricciones para la instalación de proyectos en Chile y Bolivia. La extracción a partir de minerales (es- podumeno) tiene las características del resto de la actividad minera. La explotación puede ser a cielo abi- erto (cuando el mineral no se encuentra a más de 100 m de la superficie) o sub- terránea. El mineral de espodumeno se concentra por flotación diferencial para obtener un concentrado con un contenido de 2,5 a 3,2% de litio. Actualmente, cuando los precios del carbonato no son competitivos, la minería del litio se destina sólo a concentrados, destinados a vidrios y cerámicas. Cada salar, en cualquier parte del mundo, requiere ser tratado en forma particular, de acuerdo a su composición y características. En el Salar de Ataca- ma (Chile), por ejemplo, la salmuera se bombea desde abajo de la corteza salina (30 a 50 m) y es depositada en piscinas de baja profundidad y grandes dimensiones, en las cuales — a partir del proceso de evaporación solar, — comienzan a precip- itar secuencialmente un conjunto de sales (cloruro de potasio, cloruro de sodio, sulf- ato de potasio, entre otras). La salmuera extraída del salar presenta un conteni- do de litio de 0,22%. Luego del proceso sucesivo de evaporación se alcanza un contenido de litio cercano al 6%. Presenta impurezas de magnesio, boro y sulfato. La salmuera concentrada de litio es transportada por camiones aljibes a las plantas de procesamiento, donde es sometida a procesos de purificación y pre- cipitación para obtener carbonato de litio (con una pureza mínima exigida comer- cialmente del 99,1%). En Argentina, A unos cien kilómetros al sur de Purmamarca, Jujuy y en la deso- lación de la Puna hay un paraje llamado Susques. Y desde hace un par de años cuando el geólogo Waldo Pérez se dio cuenta que en esa zona había mucha riqueza escondida, Susques dejó de ser un punto perdido en el mapa. El paraje de 300 habitantes se trans- formó en la base de operaciones de Lith- ium America, presidida por Pérez que cotiza en la bolsa de Toronto y posee a 8 kilómetros de allí, en un área bautizada Cauchari, 43.400 hectáreas que está dan- do que hablar. Como su nombre lo indica, la com- pañía mayoritariamente de capitales can- adienses busca litio, el mineral de moda, materia prima para la colosal industria de las baterías que va desde las que se uti- lizan en los celulares a las que ya sirven para propulsar los autos eléctricos. La autopartista Magna, que le compró la marca Oppel a Volkswagen y el coloso japonés Mitsubishi son socios de Lithium. Todos están interesados en garantizar ese insumo clave. Ya recolectaron US$65 millones para los primeros 40 pozos de ex- ploración y Cauchari les dio la sorpresa. Al principio estimaban una producción de 5 millones de toneladas y velozmente trepó a 8,1 millones de un litio casi puro y listo para ser comercializado. Así, Cauchari subió al podio al conver- tirse en el tercer yacimiento del mundo detrás de Uyuni en Bolivia explotado por una sociedad estatal que produce 29,1 millón de toneladas y el Salar de Atacama en Chile, de la minera SQM con 26,5 mil- lones de toneladas. Argentina contabiliza otros dos proyectos en marcha: Uno es el Salar del Hombre Muerto en Catamarca de FMC de EE.UU. El otro es Salar de Olaroz, de la australiana Orocobre en Jujuy y en la que Toyota tiene una participación de 25%. El litio se obtenía históricamente a partir de la roca y que su extracción se basaba en un método costoso. Pero en la Puna se encuentra en el lecho subterrá- neo de los salares. Sólo basta bombearlo y se obtiene el mineral. El proceso no requiere sustancias tóxicas sino una simple tarea mecánica amigable con el medio ambiente. La alta evaporación que existe en el lugar hace las cosas aún más sencillas. La Puna tiene el 83% del litio del pla- neta, otro 15% se encuentra en el Tibet y un ínfimo 2% en Nevada, EE.UU. Y el mismo litio es considerado una fuente lim- pia de energía. Mario de Pablos, director de Lithium, cuenta que las regalías para Jujuy llegan a 3% y recalca el efecto multiplicador de la actividad en una zona con ínfimas alter- nativas económicas. Además, la cotización de la tonelada del carbonato de litio duplicó su valor en los últimos años hasta alcanzar US$6.000. En el Proyecto Fénix (Salar del Hom- bre Muerto, Catamarca), Minera del Alti- plano (subsidiaria de FMC) emplea un proceso de extracción con tecnología patentado por FMC y desarrollado por técnicos argentinos. Es la única producto- Una de las particularidades del litio se debe a que es el elemento solido más ligero que existe: su densidad es la mitad (casi) de la del agua (0,535 g/cm 3 ).

Articles in this issue

Archives of this issue

view archives of Equipo Minero - Q1 2019